sábado, 29 de octubre de 2016

MI MADRE Y EL ANGEL DE LA MUERTE

Octubre, mes de la sensibilización contra el cáncer de mamas. Cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama (segun la OMS). El cáncer de mama es, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.
Como un homenaje a mi madre linda, quien falleció victima de este mal, les dejo este poema que titulo:

"MI MADRE Y EL ANGEL DE LA MUERTE"

Un grano oscuro, una herida en el alma,
un dolor que no calla y el grano que se agranda.
Es cáncer, sentencia el galeno,
mientras la cura se aleja,
el temor aumenta y el dolor que no calla.

Años 80', bombas de cobalto,
el maldito cáncer, cual fiera salvaje, arrebata muchas vidas,
Y mi madre:
desahuciada queda.

Abatida y triste, tratando de entender
esa cruel sentencia, quien sabe el porque,
quisiera morir, quisiera  vivir,
quisiera hallar salida, una luz en el camino.
Esperamos un milagro de  algún sanador,
plegarias y ruegos, mas respuesta no hay.
Me doy cuenta entonces,
que serena y calmada, acepto ella su destino.

Es mi madre que espera:
estoica,
valiente,
erguida y tranquila,
sin resentimientos;
la llegada inevitable de su cruel verdugo,
Del cruel asesino: El Ángel de la Muerte.

Amanece otro dia, solo hay resignación,
Y las fuerzas van menguando y la vida se va.
mil encargos, mil suspiros,
y las fuerzas se van,
ocho hijos nobles y el corazon partido, mientras la vida se va.
Abraza a sus hijos, se derrama en llanto
entonces la flor, va muriendo en primavera,
cánticos de alabanza ensaya,
Para cantarlos en el cielo,
Y las fuerzas se van yendo,
y la sombra, sigilosa afuera espera,
Rodea nuestra casa, furiosa la acecha.

Pasa el tiempo, tres meses más,
Tan pronto y tan eterno, el dia ya llegó,
no hay carros de fuego, ni gente de a caballo,
el cielo esta abierto, escaleras en el cielo,
ángeles que suben, angeles que bajan,
mientras ella,
dulcemente ensaya el cántico.
Esta consumado, el cuerpo no da mas,
Ha cumplido el reto, su historia escribió:
buena madre,
buena suegra,
buena esposa,
fiel cristiana,
y una gran mujer.
Y se va cantando: "se acaba esta vida".
Cerca al lecho un ángel la contempla impávido.
El ángel de la muerte se vistió de cáncer,
y mi madre linda se vistió de gloria,
y se fue como un suspiro,
Esa mañana que jamás olvido.

Autor: Paco Cóndor Inche
Lima - Perú
29-10-2016
Derechos Reservados

Enviado desde mi Windows Phone

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada